Volver arriba

El fotógrafo en el objetivo – Xavi Josa.

¿Cómo se consigue que una imagen sea perfecta y por qué los fotógrafos crean las imágenes que crean? Como productores del papel fotográfico Fujifilm original, tenemos un vínculo natural con la fotografía. La pasión y la visión de los fotógrafos se plasman en bonitas historias, especialmente cuando se pasan al papel. Hemos pedido a Xavi Josa que nos cuente su historia…

 

¿Quién es ... Xavi Josa?

Soy diseñador gráfico y fotógrafo freelance, nacido en el barrio de Gracia de Barcelona, el 11 de mayo de 1969.

Me considero un fotógrafo intimista que a través del visor de mi cámara pretendo mostrar mi visión personal de lo que me rodea. Apasionado de los retratos y cautivado por encontrar la verdadera esencia de las personas a través de sus miradas.

¿Podría hablarnos de su trayectoria profesional?

Empezando con la fotografía comercial de producto, principalmente en el sector vinícola, fotografiando para bodegas, vinos, espumosos y cavas.

Otros trabajos de fotografía de producto, como artículos de bisutería o fotografías para webs corporativas de empresas.

Fotografía social para Ayuntamientos, y en el 2018 una Exposición “70 Miradas en Democracia”, fueron 70 retratos a personas mayores de Sant Quirze del Vallès, como homenaje a la Gente Mayor del pueblo. Un proyecto en que colaboró el propio Ayuntamiento.

En 2019, proyecto personal de 49 retratos a personas con enfermedades raras para la Marató de TV3, con la finalidad solidaria de dar visibilidad a las enfermedades raras y colaborando con la Fundación de la Marató de TV3 a recaudar a través de donativos para las investigaciones de las enfermedades.

En el proyecto han colaborado FECAMM (Federació Catalana de Malalties Minoritàries) y la empresa Fujifilm, aportando toda la parte técnica, con el equipo fotográfico, la impresión y acabados de las fotografías, utilizando su nuevo Papel Fotográfico profesional Maxima.

Ha habido una exposición principal con las 49 fotografías en blanco y negro y de dimensiones 75x50cm y varias exposiciones paralelas itinerantes, con una muestra de 15 fotografías, de las mismas características que la exposición principal.

¿Qué te inspiró a entrar en el negocio de la fotografía?

Bueno, como arte que es la fotografía, diría que eso se lleva siempre dentro. Uno puede a lo largo de los años aprender o depurar ciertas técnicas, pero siempre hay el componente artístico que sale de uno mismo. Creo que ese es el ingrediente indispensable y necesario para ser un buen fotógrafo.

¿Qué es lo que más le apasiona de su trabajo?

Para empezar, solo la idea de tener una cámara de fotos entre mis manos ya me apasiona, podríamos decir que es el objeto con el que me siento realmente cómodo, y evidentemente el poder mirar a través del visor y captar y robar esos instantes irrepetibles.

Me apasiona el contacto intimo cuando hago retratos. El reto personal de conseguir la conexión indispensable entre modelo y fotógrafo. Me encanta la improvisación en mis sesiones.

Háblanos del proyecto de la expo Marató de TV3, cómo surgió la idea.

Es un proyecto personal que surgió del corazón. Sentí que a través de mi fotografía podía dar voz y luz a ese colectivo socia de enfermos para ayudar y dar a conocer a la sociedad la realidad de las enfermedades raras y, por otra parte, aportar mi grano de arena en forma de donaciones a través de la exposición.

El proyecto empezó en el mes de julio del 2019 después de hablar primero con la Marató de TV3, y posteriormente con FECAMM (Federació Catalana de Malalties Minoritàries) que les presenté la idea de hacer este proyecto solidario.

Desde un principio había la clara idea que tenían que ser retratos muy íntimos y personales, fotografías en blanco y negro con un ligero matiz de color siempre que fuera posible, pequeños detalles a veces imperceptibles, pero siempre presentes, que reforzaran la personalidad de cada una de ellos.

De las 49 fotografías resultantes, hay una mezcla de edades y de sexos, todo esto para dar una visión lo más global posible de la afectación de las enfermedades.

Las primeras sesiones fotográficas las empecé a principios del mes de agosto, y terminaron a finales de noviembre. Todas las sesiones han sido a domicilio de los voluntarios afectados con alguna enfermedad, y por todo el territorio de catalán.

Coméntanos qué papel juega Fujifilm en esta colaboración.

En definitiva, crucial, sin su colaboración, el proyecto no se habría podido materializar. En proyectos de estas magnitudes, donde hay muchas fotografías, y una infraestructura compleja, o tienes un “partner” potente que pueda poner los medios técnicos y materiales necesarios, o difícilmente se pueden realizar con iniciativas propias. Por desgracia, la mayoría de artistas necesitamos de “mecenas” para poder llevar a cabo proyectos de esta envergadura.

¿Cómo cree que la digitalización ha influido en el negocio de la fotografía?

Bueno en lo que se refiere a la impresión, en un principio diría que mal, con el cambio del analógico a la digital hubo quizás un parón, la gente ya no imprimía o revelaba como antes. La obsesión, sobre todo por gran parte de nuevos fotógrafos nacidos ya en la era digital, de acumular en sus discos duros, miles de fotografías que posiblemente nunca saldrían de sus pantallas o del formato digital.

Por otra parte, está el tema que, con la digitalización y con la cantidad y cada vez mayor calidad de los smartphones, por poner un ejemplo, todo el mundo se considera fotógrafo. El mercado se ha saturado, y ciertos trabajos que antes solo lo hacían los que realmente dedicaban su arte y conocimiento, ahora cualquiera se ve capaz de hacerlo. ¡¡Evidentemente luego vienen las sorpresas y frustraciones!!

Pero para ser positivos, con la digitalización de la fotografía ahora somos más rápidos, más agiles, tenemos más por menos precio, y contamos con un soporte técnico y logístico mucho más potente y eficiente que antes.

¿Qué es lo que más le gusta de Fujifilm?, las cámaras, el papel…el trato, servicio técnico?

Yo habitualmente trabajaba con otras marcas. Para este proyecto, propuse utilizar equipo fotográfico 100% Fujifilm. Tenía claro que debía ser así. Cerrar el círculo de disparar con cámara y objetivos Fujinon, y por supuesto el privilegio del acabado final con su papel fotográfico profesional Maxima.

El resultado, inmejorable. Cambiar de sistema no siempre es fácil para el fotógrafo, y más cuando se trabaja a contrarreloj, pero gracias al equipo técnico de personas que tiene Fuji, los pequeños y normales contratiempos de adaptación se solucionaron.

La verdad es que Fujifilm cuida esos detalles y mira para y por el fotógrafo. A diferencia de otras marcas, Fujifilm si escucha a sus usuarios profesionales.

¿Tiene algún tipo favorito de papel fotográfico Fujifilm?

Bueno sinceramente después de este proyecto, la calidad del papel profesional Maxima, deja el listón muy alto. A mí me gusta mucho el blanco y negro, y la verdad es que la profundidad de tonos de este papel, no la había visto nunca. Incluso con otros papeles también de Fujifilm, la diferencia era abismal, para este tipo de fotografía en concreto.

¿Cómo ve el futuro de la fotografía e impresión profesional?

Es cierto que, para un fotógrafo profesional, hasta que no se imprime el trabajo final, no se cierra el círculo de su trabajo. Una fotografía, solo tiene sentido una vez está impresa, por lo tanto creo que aunque vivamos en una era 100% digital, el acabado final i la impresión siempre serán necesarias, y evidentemente cuando el fotógrafo necesite mostrar su obra a través de una exposición fotográfica.

¿Qué consejo le darías a los próximos fotógrafos?

Que sean ellos mismos, que miren y aprendan de otros fotógrafos, pero que tengas personalidad propia, que aporten su visión personal del mundo través de sus fotografías, sea cual sea el tipo de fotografía que hagan (social, comercial, paisajes o retratos). Hoy en día la tecnología nos ayuda y facilita mucho el trabajo, y sin duda hay que aprovecharlo, pero hay una cosa que cada fotógrafo tiene y que es irremplazable, el arte.